19 May 2020
SEGURIDAD EN LA PANDEMIA: RENOVACIÓN DEL AIRE EN EL AUTOBÚS ES MÁS EFICIENTE QUE EN MUCHOS OTROS AMBIENTES

Caxias do Sul (RS) – 18 de mayo de 2020 – Un estudio reciente realizado por Marcopolo, referencia mundial en soluciones sostenibles para la movilidad de las personas, en asociación con la Universidad de Caxias do Sul, muestra que la renovación del aire en el interior de los autobuses de la marca garantiza la seguridad y el bienestar de los clientes y usuarios del transporte público. Todos los autobuses producidos por la empresa han funcionado por encima de las normas exigidas por la ABNT (Asociación Brasileña de Normas Técnicas) y también se ajustan a las directrices y recomendaciones para la renovación de los sistemas de aire y aire acondicionado de la OMS (Organización Mundial de la Salud) y la Sociedad Americana de Ingenieros de Calefacción y Aire Acondicionado (ASHRAE).

De acuerdo con las pruebas realizadas por la montadora, fue posible comparar, en términos de renovación de aire por persona, los valores de un autobús en relación con una serie de otros ambientes, cuyas recomendaciones para la renovación de aire se describen a través de la norma ABNT NBR 16401. Los autobuses de la marca están equipados con dispositivos para la renovación del aire que van desde sistemas naturales como las tomas de aire hasta sistemas forzados como el aire acondicionado, donde son capaces de proporcionar la renovación de aire por pasajero que va desde 5,6 l/s*persona hasta 23,7 l/s*persona. Los datos obtenidos abarcan todas las marcas/modelos de carrocerías Marcopolo y los valores se obtuvieron considerando las condiciones de capacidad máxima (capacidad), y variando la condición del vehículo estático y dinámico y también las velocidades. En este estudio, se encontró que las carrocerías de los autobuses Marcopolo proporcionan una renovación del aire hasta un 63% mayor que el flujo requerido en establecimientos como supermercados (sin importar el tamaño), sucursales bancarias y el vestíbulo del aeropuerto.

Según Luciano Resner, Director de Ingeniería de Marcopolo, el objetivo del estudio era proporcionar seguridad y tranquilidad, tanto a los clientes y usuarios del transporte público como a los operadores, y demostrar que, cuando se utilizan correctamente, los sistemas de renovación de aire de los autobuses proporcionan el flujo y la renovación de aire necesarios para colaborar con la no difusión del Covid-19.

“En el delicado momento en que nos encontramos, existe la preocupación por la posibilidad de contaminación a través de las vías respiratorias causada por agentes patológicos como virus y bacterias, especialmente en ambientes cerrados. Los estudios demuestran que la capacidad de los aparatos de aire acondicionado para renovar el aire en los autobuses, combinada con medidas de seguridad como la distancia necesaria, el uso de máscaras y la correcta higienización de los vehículos y los sistemas de aire acondicionado, es un aliado importante en la prevención de enfermedades virales, como es el caso del Covid-19”, explica el ejecutivo, añadiendo que la combinación de estos factores hace que el autobús sea tan seguro como otros entornos públicos.

Según Rodrigo Pikussa, Director del Negocio de Autobuses de Marcopolo, en este momento, tanto en las ciudades y regiones que están reanudando sus actividades como en las que están intensificando el aislamiento, la necesidad e importancia del transporte público se hace aún mayor para la no contaminación y la proliferación de la pandemia. “El autobús es un ejemplo de un entorno en el que se aplica la renovación para mejorar la calidad del aire interior, ayudando a reducir la posibilidad de propagación del agente patológico. El estudio de Marcopolo también permite presentar recomendaciones para mejorar la calidad del aire interior, así como los equipos encargados de renovar el aire en la carrocería de un autobús”, subraya.

La norma ABNT 15570 para la renovación del aire de los autobuses exige que tengan una tasa de renovación de al menos 20 veces el volumen interno útil del vehículo (sin tener en cuenta los asientos y otros componentes internos). Como explica el profesor Dr. Alexandre Vieceli, coordinador del curso de Ingeniería Mecánica de la UCS, se realizaron mediciones experimentales de los flujos de los dispositivos de renovación presentes en las carrocerías de los autobuses de Marcopolo para cuantificar el volumen medio de aire exterior admitido en cada tipo de carrocería. El equipo técnico llegó a la conclusión de que los modelos de la marca presentaban flujos equivalentes o superiores a los entornos especificados en la norma (según el cuadro adjunto).

Higienización correcta y eficiente

Además de la importancia de la renovación del aire en los autobuses, otro factor determinante para la no difusión del Covid-19 es la correcta y eficiente higienización de los objetos y superficies para su desinfección y descontaminación. A finales de abril, Marcopolo Next, una división de Marcopolo centrada en la innovación, presentó FIP Onboard, el primer producto de bioseguridad para hacer el transporte público más seguro a la contaminación viral. Desarrollado en asociación con Aurratech, utiliza productos de alto poder bacteriostático, y puede aplicarse rápidamente en el salón de pasajeros, en la cabina del conductor e incluso en el maletero, con una acción desinfectante de hasta 72 horas.

COMPARTILHAR

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

CONSIGA NUESTRO

NOTICIAS

Marcopolo sigue las leyes de LGPD. Mira nuestra política

Coordenação Geral

Departamento de Marketing

marketing@marcopolo.com.br

Produção e edição de textos

Secco Consultoria de Comunicação

Sabrina Leme MTB-RS 15062

Projeto Gráfico

Vinicius Pauletti