30 Sep 2020
¿Cómo están reestructurando las principales ciudades del mundo el transporte urbano con nuevas tecnologías?

El primer sistema de transporte público colectivo del mundo surgió en París, en el año 1662. Los vehículos utilizados eran carruajes, con itinerarios fijos, tarifas y horarios regulares. Al igual que hoy, el objetivo de la época era facilitar la vida de los ciudadanos.

Hoy en día, el transporte colectivo urbano ya se ha convertido en una extensión del cuerpo de las ciudades, un sistema lejos de ser prescindible. Las áreas urbanas ya no pueden existir sin un sistema de transporte de personas, mercaderías y servicios.

¿Cuál es la importancia del transporte urbano?
Según el gerente de Negocios de Movilidad Next de Marcopolo, Claus Hidenori Nakata, la movilidad urbana es un requisito básico para las actividades económicas y sociales de una ciudad y contribuye a la capacidad de generar ingresos y riqueza para sus habitantes.

El gerente también destaca que los beneficios de un sistema de transporte urbano eficiente, seguro y sostenible se extienden no solo a sus usuarios, sino también a todos los ciudadanos.

Por lo tanto, invertir en este sistema significa invertir en ciudades y personas. A medida que surgen nuevas tecnologías, es fundamental para el progreso que también se extienda y se aplique al transporte urbano. Muchas ciudades de todo el mundo ya se han dado cuenta de esto. ¿Será que su ciudad también?

¿Cómo se realiza la inversión en transporte público por el mundo?
Las ciudades más desarrolladas, principalmente en Europa, han adoptado políticas para fomentar el uso del transporte público durante décadas, y esto se refleja en inversiones continuas en infraestructura de redes integradas de transporte.

Las inversiones se realizan en sistemas de alta, media y baja capacidad, incluyendo el metro, VLT (vehículos ligeros sobre rieles), corredores de autobuses, ciclovías, vías peatonales y accesibilidad universal a los servicios de transporte.

Además, existen fondos de subsidio al transporte público provenientes de ingresos por tarifas adicionales, como impuestos ambientales (por ejemplo, peaje urbano) y tarifas de estacionamiento en vías públicas, que cubren parte de la operación y ayudan a mantener la calidad del servicio a un costo accesible para la población de bajos ingresos.

¿Cuáles son las nuevas tecnologías en movilidad urbana?
La tecnología se puede adaptar a todos los segmentos. En el transporte colectivo, no es diferente. Las aplicaciones, por ejemplo, abrieron una ventana de oportunidades para nuevos negocios y tecnologías también en el transporte urbano.

Los servicios para compartir aprovecharon la llegada de plataformas de ubicación satelital más precisas y accesibles, y la posibilidad de pagos a través de aplicaciones. Los ejemplos ya son conocidos por todos, como las aplicaciones de taxi, aventones, autos compartidos, alquiler de bicicletas y patinetas.

Todavía existen planificadores de viajes para el transporte colectivo, con información en tiempo real sobre los servicios de transporte. Las aplicaciones colaborativas permiten planificar viajes de transporte privados y colectivos. Esta nueva tecnología permite que cualquiera pueda utilizar el transporte público y desplazarse con facilidad.

Este tipo de servicio era inimaginable hace algún tiempo. Quizás, servicios que, hoy en día, no pasan por la mente de nadie, puedan estar disponibles en un futuro próximo.

¿Cuál es el futuro del transporte urbano?
El mundo vive un momento de revolución, con la movilidad eléctrica cada vez más accesible. Las tecnologías limpias, como los autobuses eléctricos, ya son una realidad a gran escala en ciudades como Santiago y Ciudad de México. Se espera que surjan nuevas alternativas de movilidad eléctrica y que pronto se hagan populares.

El área de la movilidad sigue la tendencia de la nueva economía, donde los servicios deben reemplazar a los bienes. En esta línea, las soluciones de Movilidad como Servicio (MaaS – Mobility as a Service) estarán cada vez más presentes.

A través de plataformas digitales unificadas para la planificación de viajes, las soluciones MaaS buscan combinar diferentes modos de manera integrada, tanto para la solicitud de servicio como para la transacción de pago.

También hay espacio para el transporte bajo demanda, que puede ser una solución para resolver el problema de los servicios de baja demanda o estacionales, al permitir el ajuste de la oferta a la demanda de una forma más eficiente.

Próximamente también se pueden esperar algunos dispositivos con desempeño activo en vehículos de transporte colectivo, que se incorporarán para incrementar la seguridad vial y solucionar algunos problemas en las operaciones de los corredores de autobuses.

Finalmente, ante los impactos observados en el transporte colectivo derivados de la pandemia de COVID-19, la bioseguridad pasa a ser considerada un requisito básico del sistema de transporte colectivo. Por lo tanto, deben adoptarse nuevas tecnologías para el control y la prevención de la transmisión de enfermedades, como las soluciones Marcopolo BioSafe.

COMPARTILHAR

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

RECIBA NUESTRAS

NOVIDADES

Marcopolo sigue las leyes de LGPD. Mira nuestra política

Coordenação Geral

Departamento de Marketing

marketing@marcopolo.com.br

Produção e edição de textos

Secco Consultoria de Comunicação

Sabrina Leme MTB-RS 15062

Projeto Gráfico

Vinicius Pauletti