28 Jul 2020
¿Qué atributos serán esenciales para el éxito de los ejecutivos en la próxima década?

En un mercado cada vez más competitivo, saber conducir los equipos de manera eficiente es una tarea esencial para la sostenibilidad del negocio. Los gerentes deben tener un perfil apropiado para este rol. Las habilidades de liderazgo a menudo están intrínsecas en la personalidad de una persona, pero también pueden, y deben, desarrollarse y mejorarse con el tiempo.

Actualmente, el mercado laboral está experimentando una profunda transformación generada por las nuevas tecnologías e innovaciones. Este escenario dibuja un universo de posibilidades para la próxima década. En este sentido, las empresas que desean evolucionar plenamente y ofrecer los mejores productos y servicios necesitan buscar líderes de alto rendimiento.

Diferencias entre líder y jefe
Antes de detallar qué habilidades se esperan de los ejecutivos, vale la pena señalar que existen diferencias claras entre ser un líder y ser un jefe. El jefe es a menudo alguien temido en el ambiente de trabajo. Cobra resultados, establece plazos y rara vez escucha a sus funcionarios. El autoritarismo prevalece en este perfil.

Por otro lado, el líder conduce al equipo para que se logren los resultados proyectados. Siempre atento a las relaciones humanas y la sinergia grupal, el líder ve a la organización como un todo y su equipo lo ve como un orientador. El gerente ejecutivo, en primer lugar, debe canalizar las fuerzas para ser un líder y no un jefe.

Las habilidades más valoradas en un líder
Aunque los gerentes no necesitan ser parecidos entre sí, sobre todo porque trabajan en diferentes segmentos, algunas competencias son necesarias para cualquier posición de liderazgo. Vea cinco habilidades necesarias:

* Buena capacidad de comunicación
Una de las principales características de cualquier líder es saber cómo comunicarse con las personas. Es necesario saber dialogar con todos los colaboradores de manera asertiva y eficiente.

Saber escuchar quejas, angustias y problemas es una tarea fundamental para conquistar la confianza de las personas. Un buen líder también sabe cómo dejar claro cuáles son las expectativas que la empresa tiene con cada colaborador y proporciona feedbacks de la mejor manera posible. De esta manera, los colaboradores saben cómo pueden mejorar, además de ser conscientes de que existe un canal de comunicación abierto.

* Saber delegar
Como un buen líder sabe que el equipo es fundamental para el crecimiento de un negocio, también organiza su trabajo identificando los talentos de cada miembro de su equipo. Con esto, las tareas se pueden delegar sin comprometer nunca la calidad del trabajo.

Al distribuir correctamente las tareas, el líder puede enfocar su atención en acciones estratégicas, lo que mejora el desarrollo del negocio. Cuando el gerente adopta una postura de controlador, generalmente no hay tiempo para invertir en una planificación asertiva.

* Tiene equilibrio emocional
Cada proceso de liderazgo implica muchas demandas y responsabilidades. En función de estos desafíos, el gerente necesita saber cómo lidiar con las diversas emociones que el trabajo puede generar. Es en este sentido que entra en juego la importancia del equilibrio emocional.

Vale la pena mencionar que esta habilidad no se puede confundir con apatía o frialdad. El líder que tiene equilibrio emocional sabe cómo expresar emociones y sentimientos, pero también logra manejarlos en beneficio de todos.

* Es inspirador
Más que saber motivar, un buen líder sirve de inspiración para la consecución de las metas y objetivos de todos. Por lo tanto, un gerente asertivo sabe que solo puede exigir lo que ha hecho en la práctica.

Al ver que hay un líder dedicado y saben cómo dar el ejemplo, los colaboradores tendrán más motivación y voluntad en sus actividades. El compromiso de los equipos crece y con eso aumenta la productividad.

* Asume la responsabilidad por los fracasos
Al mismo tiempo que sabe cómo delegar y depositar confianza en sus equipos, un buen líder es consciente de que, si algo no sale bien, la primera responsabilidad es suya. Algunos gerentes tienen la mala práctica de atribuirse el mérito de los aciertos, pero siempre tercerizan los errores de su equipo.

Los colaboradores se sienten seguros y protegidos cuando saben que su líder estará para defenderlos. Cada vez que ocurre una falla, un buen gerente no sale señalando con el dedo a nadie: reconoce la existencia del error y busca soluciones para resolver la situación junto con su equipo.

El futuro del liderazgo
Todas las habilidades listadas anteriormente son esenciales para los líderes tanto hoy como en el futuro. Cuando se trata de la próxima década, otros atributos también emergen como comportamientos necesarios y pueden desarrollarse a partir de ahora. Vea los principales:

* ¡Esté preparado!
¿Cómo será la tecnología en 2030? Para ser un buen líder en la próxima década, es importante mantenerse actualizado, ya que las innovaciones no paran de llegar. Un gerente ejemplar sabe que no es suficiente saber enseñar: uno también debe aprender constantemente. Los líderes del futuro deben ser conscientes de sus limitaciones y estar abiertos al cambio y a nuevas ideas.

* ¡Resiliencia es la palabra de orden!
Las organizaciones valoran más a un líder que maneja bien las presiones y el estrés. Como el mercado presenta cambios con gran intensidad, la resiliencia es la palabra del día para los gerentes. Un líder resiliente sabe cómo enfrentar los desafíos y los fracasos de la mejor manera posible, sin sentirse abrumado.

* Sea colaborativo!
Un error entre algunos gerentes es desarrollar algunas características de un gran líder, pero olvidar profundarse en el conocimiento técnico de su área de actuación. Los equipos respetan y confían más en los líderes que conocen todos los procesos de trabajo. Para que esto suceda, es importante que el líder colabore con sus equipos, contribuyendo a las etapas de actuación de cada colaborador.

COMPARTILHAR

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

RECIBA NUESTRAS

NOVIDADES

Marcopolo sigue las leyes de LGPD. Mira nuestra política

Coordenação Geral

Departamento de Marketing

marketing@marcopolo.com.br

Produção e edição de textos

Secco Consultoria de Comunicação

Sabrina Leme MTB-RS 15062

Projeto Gráfico

Vinicius Pauletti